El Factor Humano en la crianza por Ing. Pablo Eslava Parra


Ing. Pablo Eslava Parra

Ing. Pablo Eslava Parra

“Ojo del amo engorda al ganado” es una frase que seguramente muchos ya han escuchado, sobretodo proveniente de personas de mayor edad y experiencia. Esta frase se refiere a la importancia de la supervisión en cualquier actividad, pero se origina como analogía de la dedicación y cuidado que solo el amo (dueño) puede ofrecer a sus animales por ser de su mayor interés. El factor humano en la crianza es un tema que muy pocas veces se toma en serio, sobre todo porque se da por hecho que se cumplen todos requisitos necesarios en la crianza cubriendo infraestructura, alimentación, sanidad y genética. Yo me pregunto: ¿De qué sirve la infraestructura si no se utiliza apropiadamente?, ¿De qué sirve un buen alimento si no se suministra a la hora y en la cantidad suficiente?, podemos tener medicamentos pero son mal administrados o almacenados y los mejores reproductores pero sin el debido control y eficiencia en las camadas. En muchos casos el éxito de un criadero se debe a la calidad del personal, el cual es comprometido con su trabajo y metódico en sus labores.
El manejo correcto e inteligente en un criadero muchas veces reemplaza con creces a la infraestructura, mejora la sanidad del plantel, atenúa deficiencias en otros aspectos como alimentación y sobretodo optimiza la inversión del dueño, incrementando los indicadores de productividad del criadero. Esto me quedo muy claro la primera vez que viaje a Cuba y vi como los criadores cubanos se las ingeniaban por mantener de la mejor manera a sus aves con el recurso limitado que poseían. Pese a sus falencias económicas uno observaba animales extremadamente saludables y bien cuidados con el cariño y aprecio que solo un gallero de verdad podría ofrecerles.
Exceptuando la preparación, considero que el aporte del manejo en la crianza impacta en 3 puntos principales que son:
a) Reproducción.- En esta etapa el manejo es determinante para obtener la mayor cantidad de nacimientos, partiendo de acondicionar a los reproductores e identificar el inicio de la postura a fin de no desperdiciar huevos, cubrir adecuadamente a la gallina sin desgastar innecesariamente al gallo, recoger los huevos evitando perdidas, rotular los huevos y fechas de postura, estar pendiente de los nacimientos y marcados de los pollitos.

b) Manejo del estrés.- Esta es la piedra angular de la crianza, donde mediante acciones simples pero oportunas se podrá disminuir el estrés en nuestras aves, mejorando su desarrollo y expresión genética. Como ejemplo puedo mencionar algunas:

  • Suministrar comida y agua fresca en la hora adecuada marca una gran diferencia en el levante de una camada, reduciendo el canibalismo, el cual es muchas veces es ocasionado por el estrés de falta de agua o alimento.
  • Sacar a los pollos y gallos al rascadero o a trabar desestresa a los animales, así como frotar o una pequeña caricia a los animales, siendo innegable que los animales crean un vínculo con la persona que los atiende.
  • Promover el baño de las aves en tierra húmeda cada cierto tiempo fortalece los músculos, mejora la pluma y además los desestresa.
  • Colocar una cama como viruta o paja en las jaulas ayuda a los pollos a mantener la jaula seca, evitando la producción de amoniaco (inmunodepresor), además de protegerlos del frio por su efecto termoaislante.
  • Estar atentos a los cambios de temperatura para protegerlos del sol o abrigarlos por las tardes tapando las jaulas marcan también una gran diferencia.
  • Picar y brindarle hierba fresca como alfalfa convierte ese momento en un recreo para las aves.
  • Suministrar alimento vivo como Tenebrios o grillos, muy usados en los EE. UU. y México ayuda de sobremanera.

c) Sanidad.-“No hay sanidad sin limpieza” es una norma que se debe cumplir a cabalidad en todo criadero. La limpieza es una labor constante propia del personal a cargo, el cual debe velar no solo por la limpieza de las jaulas y corrales, sino también por el recojo del alimento sobrante y la limpieza de los recipientes para la alimentación de las aves. Supervisar el estado y calidad de los alimentos y del agua de bebida, el control de roedores y aves silvestres (vectores de parásitos y enfermedades), control de fechas de vacunación, disposición de animales muertos y residuos, aislar a los enfermos y brindarles atención con la asesoría de un experto.

Por lo antes expuesto queda claro lo importante de contar con una atención esmerada en la crianza, donde el verdadero problema si usted no puede atenderlos es contar con la persona adecuada para dicha labor. Bajo mi punto de vista y experiencia una persona para dedicarse a atender un criadero de gallos debe tener cuatro condiciones fundamentales: Honradez, responsabilidad, sentido común y amor por los animales. Estas son condiciones mínimas para contratar una persona, sin ellas no hay futuro en la crianza, dado que la confianza del dueño al trabajador debe ser plena, brindando la tranquilidad necesaria al propietario para dedicarse de lleno a su trabajo (generador de ingresos) y vida familiar sin el estrés de pensar que las cosas van mal o que le estén robando. Por esta pérdida de confianza muchos criadores han optado por abandonar la afición, ya que de ser un hobbie se convirtió en una preocupación que afecta su vida laboral y familiar.
La motivación es muy importante para mantener los niveles de energía del personal a cargo, con lo cual el trabajador realizara su trabajo con gusto para el bienestar de los animales. La motivación no solo es económica, siendo esta también importante, sino también emocional. Esto se logra compartiendo los triunfos y dándoles el mérito por los logros conseguidos, respetando su horario de trabajo, respeto a su integridad como persona, cumpliendo con el pago puntual de su sueldo y permitiendo bautizar algunas aves con un nombre pintoresco (Esto muy importante para generar sentido de pertenencia). En relación al sexo de la persona debo confesar que me inclino más por las mujeres, ya que la experiencia me ha demostrado que son más responsables y tienen el instinto maternal para atender a los animales con mucha dedicación.
Espero que lo vertido en este pequeño artículo impacte positivamente en el desempeño de su criadero y recordarle que el éxito de un galpón no está en su nivel de inversión, sino en hacer las cosas bien, con pasión y dedicación.

 

 

1 Yo recomiendo
Previous LA CRESTA DE GALLO Y LA GALLINA
Next A LOS GALLOS TAMBIEN SE LES TRASMITE EL MIEDO

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *