GALLOS FAMOSOS PARTE 1


Por Rubén Elías Rodríguez

En este artículo sobre los gallos famosos de Puerto Rico voy a hacer referencia a un tema relacionado con los pedigríes, descendientes y anécdotas que he podido recopilar durante varios meses de algunas personalidades con las que he podido conversar directamente bien para verificar información sobre animales que he traído de Puerto Rico a Venezuela, o bien para indagar otros datos de interés en la búsqueda de animales sobresalientes.

Pero lo que justifica en gran medida una investigación de este tipo, es la endogamia nacional que existe en Puerto Rico con respecto a los gallos de pelea, pues todos allí tienen algo de los demás criadores en sus pie de crías y cuando se pregunta sobre el origen de un animal todos conocen el cruce y la historia de sus descendientes.

Se trata de un lenguaje bien particular y con el cual debemos familiarizarnos para entender de dónde provienen las líneas de gallos famosos que ellos han conservado durante años gracias a la consanguinidad y cruces de afinidad de esos animales.

Para entender esta situación se recurrió a los troncos comunes del árbol genealógico de muchos gallos y sementales famosos con el fin de determinar su origen, y resultó que muchos de ellos derivan del gallo Rompehueso de los hermanos Alfonso y Aniceto Díaz, y del gallo Rafaelito del Lic Juan Tomás Peñagarincano.

Sobre el gallo “Rompehuesos” hemos dicho que se trata de un gallo de origen español. A este respecto el boricua José Aníbal Santiago, ahijado de Don Aniceto Díaz, explicó en una entrevista concedida al Lcdo Eduardo Quijano, editor de la Revista Digital “Mis Amores”, que los Hnos Díaz habían llevado a Puerto Rico dos (2) gallos procedentes de la Isla de Cuba los cuales se conocieron como el “Manatí” y el “Naufrago” y de éstos se hizo un pie de cría que luego se mezclaría con un gallo español de pluma gira que habían obtenido de manos de un personaje conocido como Pepito El Sevillano.

A estos gallos giros españoles se les conocían como “Los Cilindros” y de éstos y las hijas de los gallos procedentes de Cuba salió un gallo giro que los Hnos Díaz pudieron pelear en siete (7) oportunidades. Este gallo ganador de 7 combates se cruza con gallinas rubias (zambas) y de ahí sale un gallo rubio (zambo) cola blanca al que llamarían “Rompehuesos”.

Su historia es bien particular porque dicho ejemplar logró hacer dos (2) peleas en el Club Gallístico de Isla Verde quedando tuerto en uno de esos combates y, a pesar de ello, se le destina para “chata” en lugar de reproductor. Pero resulta que el gallo ni siquiera para chata servía, pues sus golpes eran tan fuertes que maltrataba a los gallos en cuido de lo que se deriva el nombre de “Rompehuesos”.

De esta manera el destino del gallo “Rompehuesos” se hace incierto hasta que Don Aniceto Díaz decide obsequiar este ejemplar a su amigo José Manuel Gómez, quien comenzó a castarlo con resultados satisfactorios.

Entre sus descendientes destaca el gallo #2197 mejor conocido como el “Capitán” y cuyo nombre se debe al padre de José Aníbal Santiago. Este gallo “Capitán” hizo dos (2) peleas, una de las cuales con posta de ($500) y en la que perdió uno de sus ojos. De este gallo surge el gallo Cacho “99” padre del famoso Chispa de Sigfrido Rodríguez y de Chispa se origina un sin números de ejemplares excepcionales.

Sobre Chispa sabemos su historia y el pedigrí. Este gallo es hijo de “99” Cacho y una media hermana del gallo “Pedro Navaja” el mismo que casó Sigfrido Rodríguez con 25 mil dólares contra los cubanos de Miami en el Club Gallístico de Isla Verde en la década de los años 90´s y cuyo castador es Chuito Morales quien aparentemente utilizó el gallo punta ala blanca de Pipo Rivera con una hija del gallo negro de Goyo.

Este gallo “Chispa” llegó a las manos de José Aníbal Santiago; y es así como José Aníbal pone el gallo en cuido y lo lleva al Club Gallístico de Isla Verde, cazándolo con una posta significativa de ($500). Ahí obtiene una gran victoria, ya que el contrario le había clavado una espuela en la cabeza y cuando el gallo se sacó la espuela de su cabeza su reacción inmediata se asimiló a un chispazo y de ahí deriva su nombre.

Después del combate Sigfrido Rodríguez le pide a José Aníbal que le regalara el gallo, pues, de lo contrario no sería más su amigo, y José Aníbal desprendido y bondadoso buscó el gallo y lo puso en la valla diciéndole a Sigfrido: “…aquí está el gallo. Es tuyo…”.

Ahora bien, algunos afirman que una media hermana del Chispa es la madre de otro gallo famoso conocido como el “Yunin” de Josean Llavona. Este gallo desciende del gallo Camaguey de Ruben Rosado por intermedio de un hijo de éste conocido como el gallo de Elo. Su madre sería una gallina de José Aníbal Santiago que es hija del gallo Cacho “99” en la gallina de Moncho Grau. Pero esta información es cuestionada por otros aficionados que aseguran que el Yunin tiene la misma historia materna de su hermano Ojo de Vidrio. O sea, que nadie sabe cuál es su madre porque el gallo de Elo estaba suelto con varias gallinas.

El gallo de Elo no sólo es el padre del “Ojo de Vidrio” sino también de “El Enfermo” y el “Guaro”. Este último es el padre de la gallina #117 y ésta a su vez es la madre del famoso gallo conocido como “El Lobo”. Hasta aquí muchos pudieran estar contestes con esta información. Pero lo que muchos no saben es que el “Gallo de Elo” lo castó el padre de Yiye Orama, Don Toño Orama. Este gallo lo pelearon y queda tuerto en combate, así que Yiye Orama y Ruben Rosado que eran socios en esa época decidieron regalarle el ejemplar al flaco Eddy quien se lo vende a Elo Morales por mil dólares.

Para Ralito Morales el gallo de Elo es el verdadero Junin, o mejor dicho el Junín original. De modo que hablar del gallo de Elo y el Junín es hablar del mismo gallo. Lo que ocurrió después, es que el gallo de Elo o el Junín da varios hijos, entre ellos “El Enfermo” a quién se le repitió el nombre del Junín. La confusión se origina porque “El Enfermo” es el gallo que Junín le entrega a Títo Díaz y que luego llega a las manos de Josean Llavona y su grupo y de dónde sabemos salió otro gallo excepcional: “El Dominicano”.

Pero Elo Morales castó otro gallo súper importante que no podemos dejar de mencionar. Se trata de “El Campeón”. A mi juicio, este sí es el verdadero gallo de Elo, pues el otro no es castado por él sino por el padre de Yiye Orama y llega a sus manos por circunstancias de la vida.

Este campeón es hijo de un hermano del gallo Rafaelito que tenía por nombre “El Ombligo” ya que siempre lo tenía hinchado y de ahí deriva el nombre. Este “Ombligo” se lo prestan a Elo Morales y éste lo casta con una gallina pinta que es hija de una blanca del señor Toño Machuca y el gallo pinto de Gelo Monzón, el padre de Papo Monzón.

El Campeón llega a las manos de Dany Juan y de él salen las gallinas 231, 460, 687 y 688 que son sus hijas. Las primeras dos son hijas de la gallina 208, y las dos últimas son hijas de la araña. De la 231 sale la gallina 117: la madre de El Lobo. De la 688 sale el gallo de los “Aplausos”; y de la 460 sale el semental #1670 cuyo padre es el #511 hermano del #510. Mientras que de éste último salieron los gallos #2010, #2011 y #2013 de Tony Areces.

El #2010 es el padre del gallo #1749 de Rafael Hernández supuestamente en una gallina de Duhamel Colon. El #2011 estaba en casa de los Hermanos Alfonso y Aniceto Díaz y es el padre de los ejemplares #75.181 y #75.183. Mientras que el tercero, esto es, el gallo #2013, es el padre del Tsunami.

Así pues, no existe duda de la prepotencia genética del gallo “Campeón” y cuyo poder trasmisor justifica la calificación de “Ralito” respecto a que este es el gallo macho de todos los de Elo Morales.

Pero volviendo al gallo de Elo, debemos destacar que sus hijos, el Ojo de Vidrio, el Yunín y el Guaro dieron descendientes que inmortalizaron esos nombres en Puerto Rico. De este gallo (Yunin) sale un ejemplar extraordinario conocido como El Dominicano. Su nombre se lo debe al gallero de Kiko Vegas, de nombre Antonio que es de nacionalidad Dominicana. Este gallo “El Dominicano” es hijo de una gallina pinta de Kiko Vegas y su padre Amalio que a su vez es hija del Cuevas en la Confiscada de Pito Fonseca.

Muchos son los animales sobresalientes que salieron de El Dominicano. Uno de ellos es el “Buron” que según los estendidos se lo robaron en Miami en circunstancia desconocidas. Otro es el gallo “Azuquita” que al parecer vendieron en miles de dólares a Williams Escobar en República Dominicana. En fin, este gallo ha dado excelentes resultados como Jefe de Raza del gallo contemporáneo de Puerto Rico.

NO PIERDAS LA 2DA PARTE

 

0 Yo les recomiendo
Previous GALLOS FAMOSOS PARTE 2
Next LA BUENA PREPARACION DEL GALLO DE PELEA PREVIAS AL COMBATE

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *